¡Niños, no intentéis esto en casa!

16 junio, 2011 No Comments by David

Aviso para navegantes: si os consideráis ‘believers’ y amáis a Justin Bieber por encima de todas las cosas, no sigáis leyendo este post, ya que puede herir vuestra sensibilidad. Eso sí, si lo odiáis con todas vuestras fuerzas, vais a disfrutar mucho con esto. El que avisa no es traidor…

Lo que estáis a punto de ver podríamos denominarlo como ‘puré de Justin Bieber’. Cualquiera puede hacer esta receta, aunque debido a su peligrosidad no recomendamos que lo intentéis en casa y sin supervisión de profesionales de la talla de Karlos Arguiñano.

Para llevar a cabo este ‘delicioso plato’ sólo necesitamos mucho odio hacia este chico y algunas de sus cosas como sus discos, su película y su figura de acción (su autobiografía se salva por ser demasiado grande). Y, cómo no, la herramienta estrella de esta receta: una licuadora.

El procedimiento a seguir es bien sencillo: mezclamos todo y ponemos en marcha las cuchillas. Para ver el resultado tienes dos opciones: experimentarlo… ¡o darle al play!

Artículos relacionados:

Post a Comment

Your email is never published or shared. Required fields are marked *