Cómo encontrar una idea de negocio para emprender

8 junio, 2015 No Comments by Miriam

estudios-de-mercado-idea-negocio

No existe ninguna fórmula mágica para encontrar una idea de negocio a la primera de cambio y que sea exitosa. Las cosas cambian tan deprisa que lo que hoy pensamos que puede ser lo más, en unos meses pueda pasar desapercibido y que nadie lo recuerde. Por tanto, hay que encontrar una idea de negocio, (en esta fase puede ayudarte realizar un estudio de mercado) y establecer metas y objetivos a largo plazo. Y aquí es donde los emprendedores más flaquean porque tienden a fijarse objetivos más a corto plazo.

Teniendo en cuenta esto, un método que nos ayudaría en este proceso de búsqueda sería la elaboración de una lista con todas las ideas que te vayan surgiendo. En ella te harás una serie de preguntas e irás descartando ideas hasta quedarte con una solo:

-¿Qué sabes hacer bien?

-¿Quién te puede ayudar?

-¿Puedes validar tu idea dando pequeños pasos?

-¿Puedes diferenciarte de tu competencia?

Estableciendo mis metas a largo plazo

Cada persona debe tener sus propios sueños y por supuesto no deben ser los mismos para todos. Por ejemplo, en mi caso, me fijé estas metas: construir un negocio exitoso, ser inversor en otras startups, reinvertir los beneficios de esa primera empresa en otros sectores distintos para diversificar mis ingresos, crear una web referente en el mundo online, posicionarme como un referente para dar charlas y conferencias sobre el emprendimiento.

Todos estas metas las vas consiguiendo con el tiempo, aún hay algunas que están en proceso y todavía podrían cambiar en un futuro.

Todo empieza con una visión

Hay quien lo llama visión, olfato o intuición, da igual como lo llamemos porque hace referencia a una misma cosa: la capacidad de ver, en lugar de mirar, de estar atento y analizar nuestro entorno. Y, ¿qué observamos en nuestro entorno? Aspectos como la forma en que se comporta la gente, qué dicen, qué hacen, qué sienten, qué les molesta o qué les motiva, son los que hacen despertar nuestro olfato y ver donde hay una necesidad de verdad de mercado.

Qué sabes hacer bien

Para que una idea diera resultado en un negocio debería: cubrir una demanda insatisfecha, su producción debe ser rentable económicamente y el equipo debe tener las habilidades necesarias para convertir esa idea en negocio.

Para buscar ideas de negocio es importante partir desde lo que uno ya conoce y tiene, sus conocimientos y experiencia, sus gustos, sus aficiones y habilidades. De aquí es de donde vamos a sacar nuestras fortalezas y utilizarlas para buscar una idea relacionada con lo que se nos da bien hacer y lo que nos gusta.

El siguiente paso es observar al mercado, ver qué se está haciendo en esa materia, quiénes son los líderes hasta el momento y cuáles son las características y perfiles del público al que se dirigen.

Cuánto estás dispuesto a arriesgar

Cabe preguntarse aquí acerca del tiempo que estarías dispuesto a malgastar en caso de que no fuera bien el proyecto y qué consecuencias tendría perder todo el dinero invertido.

Define tus recompensas

Establece cuántas horas trabajarías en ese negocio, el lugar desde donde lo harías y cuánto dinero generarías con ese trabajo.

Validar tu idea

Es fundamental ver si tu idea va a funcionar en el mercado y para ello hay que probar. Por ejemplo, ¿de qué forma podemos saber si alguien comprará mi producto? Es tan fácil como hacer una prueba: montemos una tienda online con un gestor de contenidos o una página Web, subamos nuestro producto y vamos a promocionarlo. ¿Qué conclusión has sacado? ¿Ha satisfecho a alguien tu producto?

Ventaja competitiva

Siempre habrá competencia en el negocio que decidas montar. La cuestión es si puedes hacer mejor o diferente lo que hacen ellos. Pero, no por el hecho de que haya mucha competencia debes descartar esa idea de negocio. Debes buscar ese valor de diferenciación, que es lo difícil de ser copiado por otros. Y para ello debes buscar un nicho de mercado específico y conocer bien a tu público objetivo.

Está claro que no debemos esperar a que nos caiga del cielo la idea, debemos intentarlo y no tener miedo a hacer el ridículo o al fracaso. Ten claro una cosa: es peor no ejecutar una idea que la ejecución de una mala idea. Por tanto: ¡inventa y deja volar tu imaginación! Lanza esa idea a la lista y sigue todos estos consejos.


 

Descripción del autor: Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

Artículos relacionados:

Post a Comment

Your email is never published or shared. Required fields are marked *