Educación socialmediática para los jóvenes

30 mayo, 2011 No Comments by David

Tanto las redes sociales, como los juegos online, no suponen simplemente un entretenimiento para los adolescentes, sino que también son una herramienta perfecta para enseñarles a ‘moverse por el mundo’.

Cuando los más pequeños juegan online o ‘trastean’ con el ordenador, activan , de una manera u otra, su capacidad de  gestión, liderazgo o trabajo en equipo. Además aprenden a solucionar posibles problemas que se van encontrando por el camino.

Desarrollan destrezas que les serán de gran utilidad para cuando vayan a la universidad o tengan que enfrentarse al mundo laboral.

Los profesores empeñan gran parte de su tiempo a intentar que los jóvenes se adapten lo mejor posible a la ‘vorágine’ universitaria, preparándoles para un entorno más libre y autónomo. Algo que representa un reto para muchos adolescentes.

Y es aquí donde entra la comunicación online. No decimos que la solución esté en manos de los videojuegos, ni mucho menos, pero sí ayuda la psicología que está asociada a la motivación que tienen los jóvenes (y no tan jóvenes) a la hora de jugar.

Cualquiera que conozca el mundo de los videojuegos sabe que las clasificaciones, o la puntuación conseguida, motiva a los que ‘pelean’ por ellas tantas horas delante del ordenador o la tele. ¿Y ésto tiene su lado positivo?. Pues sí, porque les ayuda a conseguir una competitividad amistosa, y a que se sientan ‘reconocidos’ por los demás.

Pasar de nivel, o ganar en el Call of Duty (por ejemplo), supone un ‘subidón de energía’ para los ‘frikis’ del juego online. Eso sí, la dosis de exposición ante un videojuego recomendada por los expertos, no supera las dos horas diarias. De otra manera, los más pequeños podrían presentar síntomas como aislamiento o pasividad en su vida real.


Artículos relacionados:

Post a Comment

Your email is never published or shared. Required fields are marked *