Hay que echarle un par de… razones

3 septiembre, 2011 No Comments by David

Septiembre es el mes de los “buenos propósitos”.

Ya ha terminado el verano, y después de ‘ponernos morados a comer en la playa’, en los chiringuitos, las copitas, toca ‘reformarse’.Pero, ¿qué podemos hacer cuándo la voluntad flaquea?

Los científicos han descubierto varias estrategias útiles para aumentar la fuerza de voluntad.

Cambiar  los hábitos es una de ellas, si dejas de hacer lo que sueles hacer siempre, te será más fácil proponerte cosas nuevas, diferentes.

La tensión muscular puede conseguir que se aumenten nuestras ganas de llevar a cabo algo, y aumentar la voluntad de hacerlo.

Las Buenas acciones, por ejemplo, también ayudan. Si nos imaginamos haciendo el bien, lo haremos con más ganas, sea lo que sea lo que nos propongamos.

El hecho de exponerse a la tentación, es también muy útil. No hay que huir de lo que nos cuesta, si no que debemos enfrentarnos y llevarlo a cabo cuanto antes.

Conviene evitar proponerse cumplir a la vez varios objetivos que exijan mucho autocontrol.

Mejor proponerse las cosas una a una, y hacerlas realidad poco a poco. Sin perder el objetivo, como suele decirse… ‘Sin prisa, pero sin pausa’…

Artículos relacionados:

Post a Comment

Your email is never published or shared. Required fields are marked *