Realidad vs Ficción

21 marzo, 2014 No Comments by David

thumb-630x300

En España el emprendimiento se ha convertido en una posible solución a la actual crisis económica y financiera, que ha provocado un incremento significativo en las tasas de desempleo. La mayoría de las personas desempleadas tienen muchas ideas, piensan en todas aquellas cosas que se podrían conseguir a través de un negocio, especialmente en el dinero que se podría ganar. Muchas son las personas que han puesto en práctica sus ideas, sin embargo ¿Cuántos de ellos han conseguido sus objetivos? La verdad es dura, puesto que sólo 2 de cada 10 emprendedores han tenido éxito en los primeros cinco años de vida. La principal pregunta del tema es: ¿Por qué hay una tasa tan elevada de emprendedores que han fracasado?

Contestar a la pregunta anterior es una tarea difícil, debido a la complejidad de la misma, no obstante me voy a centrar en un aspecto clave que es el famoso objetivo de la empresa, que se tiene que tener en cuenta a la hora de crear una empresa, independientemente de si se habla de una pymes o de una empresa grande. Cuando tienes una idea y quieres ponerla en práctica, yo en tú lugar me detendría un momento y pensaría en los siguientes aspectos:

En primer lugar, el sector de actuación, es decir, si conozco lo suficientemente bien el sector, para poner en marcha el negocio. En el caso en que no tienes conocimientos suficientes al respecto, indaga.

En segundo lugar y es donde quiero llegar con el artículo, es la coherencia entre el presupuesto del que dispones y la idea. Muchas veces soñamos con ideas demasiado ambiciosas, soñamos que podríamos ganar 1 millón de euros, no obstante antes de plantearnos un objetivo tan ambicioso deberíamos ir paso a paso, es decir, empezar a ser realistas, proponiéndonos unos objetivos alcanzables a corto plazo y que se puedan llevar a cabo de forma coherente. La mayoría de las personas nos equivocamos al perder de vista la realidad, al no distinguir la realidad de la ficción. Es vital conocer nuestro presupuesto para posteriormente tener la capacidad de determinar los objetivos de la forma más realista posible. Esto no significa que no tienes que soñar, sino todo lo contrario, siempre y cuando tienes la capacidad de distinguir la ficción de la realidad.

Si conseguimos mantenernos con los pies en la tierra y establecer unos objetivos alcanzables, el éxito se puede conseguir, pero esto no es suficiente. Otro aspecto vital sería el sector, al que nos referíamos anteriormente, es decir, conocer muy bien el consumidor al que queremos dirigir nuestro producto. Para eso, en el caso en que no conoces muy bien al consumidor, Feebbo te puede ayudar no solo a conocer mejor a esos consumidores (Público objetivo) sino que también en la consecución de clientes potenciales (Leads).

Todo lo anterior es importante, pero tal vez lo más importante es creer en tú negocio, y tener claro que vas a conseguir todo lo que te propones. ¡¡¡Animo y mucha suerte!!!

Artículos relacionados:

Post a Comment

Your email is never published or shared. Required fields are marked *