Test de producto o validación

8 abril, 2014 No Comments by David

test1234portada

A los emprendedores innatos, todos los días se le pasan 1000 ideas por la cabeza, sin embargo, no todas las ideas se pueden llevar a cabo. Esto ocurre por varios motivos, entre los cuales podemos destacar: la falta de presupuesto, la idea, y la falta de persuasión.

La falta de presupuesto

La falta de presupuesto puede ser una realidad o una razón inventada. La falta de presupuesto puede ser una realidad en la mayoría de los casos, ya que cada vez es más difícil conseguir financiación, sin embargo, hay que tener en cuenta que existen aceleradoras e incubadoras que te pueden ayudar a llevar a cabo tu idea, siempre y cuando sea una posible idea de éxito.

Ahora bien, seguro vas a pensar que tú idea  es una idea brillante, no obstante tendrás que comprobarlo. Tienes que asegurarte de que el futuro producto o servicio cubre una necesidad, o por qué no, crear una necesidad existente (pero a la que no se le prestaba suficiente atención). La comprobación se puede llevar a cabo a través de los test de producto. Feebbo te puede ayudar a determinar en qué medida el producto satisface la necesidad que se pretende cubrir, así como, determinar aquellos aspectos a mejorar del producto.

Sin embargo existe otro aspecto esencial, que muchas veces interfiere negativamente en nuestros pensamientos: el pesimismo. La falta de confianza, el pesimismo son uno de los  mayor enemigo contra nuestras ideas, ya que no deja las ideas que fluyan, sino que las impide. Tenéis que creer en vuestra idea, en vosotros mismos y seguir adelante con la idea. Por otra parte, la persuasión juega también un papel fundamental, ya que no hay que desanimarse ante los obstáculos con los que os vais a encontrar en el camino, sino todo lo contrario, seguir adelante. Por ejemplo, en el supuesto caso en que entreguéis a Feebbo un test de producto,  y Feebbo tras los resultados constata que la idea es buena, sin embargo si la forma de plasmarlo no ha sido la más acertada, no hay que renunciar a la idea sino tendríamos que ser persuasivos y plasmar la idea de otra forma.

Artículos relacionados:

Post a Comment

Your email is never published or shared. Required fields are marked *